Saltar al contenido

Traductor Jurado

Traductor jurado trabajando

Qué es un traductor jurado

Aunque se les denomina de múltiples formas dependiendo del país de que se trate (traductor jurado, traducción pública, traducción oficial, traducción certificada, etc), siempre hablamos de un experto en comunicación bilingüe o multilingüe que traduce e interpreta la comunicación desde un idioma a otro. Puede hacerlo tanto en forma oral como escrita, certificando en este último caso que la traducción es fidedigna y precisa.

Para ser traductor se ha de poseer las acreditaciones correspondientes a las lenguas de que se trate, ya sean estas certificaciones nacionales o internacionales.

El Grupo Peritum, con sedes estratégicas en Madrid, Barcelona y Sevilla, actúa en toda España, por lo que donde quiera que usted necesite un traductor jurado, puede contar con nosotros.

Técnicas de la traducción e interpretación

Fundamentalmente la técnica principal que utiliza un traductor jurado es el conocimiento profundo de las lenguas con las que trabaja, si bien es cierto que hoy día la tecnología ha traído programas informáticos que ayudan en la labor.

a.- A nivel escrito:

Y aunque no hay una regulación en España que exija al traductor jurado el cumplimiento de demasiadas formalidades en Grupo Peritum observamos el siguiente código de buenas prácticas:

  • Se transcribirán sin traducir las partes del texto que estén en un idioma para el cual no esté habilitado el traductor jurado.
  • Las direcciones postales, los nombres propios y las calificaciones académicas se transcribirán sin traducir.
  • Se traducirán de la forma más literal posible las instituciones (organismos, titulaciones académicas, términos jurídicos), con el fin de evitar confusión con las existentes en el país de destino.
  • Y se adaptarán los siguientes elementos:
  • Las abreviaturas se explicitarán en la lengua de destino.
  • Las expresiones escritas en caracteres no latinos que no se traduzcan sino que se transcriban usando el alfabeto latino, irán acompañadas de una remisión al sistema de transliteración o de transcripción fonética utilizado

Los defectos del texto original se tratarán de la siguiente manera:

  • Los errores tipográficos y ortográficos no se corregirán, sino que se describirán
  • Las partes del texto que sean ilegibles tales como firmas, mala calidad de impresión o de copia, se describirán como tales.

b.- A nivel oral:

No obstante una labor fundamental en la interpretación es la traducción jurada, donde el traductor, de  manera oral traduce simultáneamente de una lengua a otra, haciéndose responsable de la fidelidad de la traducción. Es así en tribunales de justicia por ejemplo, actúa como un fedatario público de la veracidad del documento traducido, por lo que su responsabilidad es máxima. De hecho podría incurrir en responsabilidad penal.

Qué titulación se precisa para ser traductor jurado

Realmente la ley no precisa de una titulación concreta para poder realizar traducción oral o interpretación ante un tribunal.

Sin embargo, las traducciones juradas por escrito sólo pueden ser realizadas por traductores jurados, los cuales son nombrados por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

Actualmente puede obtenerse el título de traductor-intérprete jurado por tres vías:

1.- Mediante un examen convocado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación. Entre los requisitos previos está haber completado estudios universitarios de al menos tres años de duración.

2.- Por medio de cualificaciones profesionales obtenidas en un Estado miembro de la Unión Europea.

3.- Obteniendo el título de licenciado en traducción e interpretación.

Una vez conseguido el nombramiento, el traductor será registrado en la Oficina de Interpretación de Lenguas, así como en la Delegación o Subdelegación del Gobierno de la provincia donde el traductor-intérprete jurado ejerza su profesión.

En Grupo Peritum, todos nuestros peritos son traductores jurados, y si bien nuestras sedes principales se encuentran en Madrid, Barcelona y Sevilla, actuamos en todas las ciudades de España.

Áreas de actuación de los traductores e intérpretes jurados

Estos peritos son expertos en las siguientes facetas de la interpretación donde frecuentemente se le pide una traducción jurada:

  • Documentos de negocio: cuentas anuales, contratos, balances, estatutos, patentes y documentos relativos a propiedad intelectual o Industrial, etc.
  • Documentos y certificados académicos: diplomas, títulos universitarios, expedientes académicos y certificados de notas…
  • Documentos identificativos: el libro de familia, DNI y pasaporte.
  • Certificados de nacimiento, certificado antecedentes penales, certificado de defunción o certificado de matrimonio.
  • Documentación para los trámites de una adopción.
  • Escrituras y poderes notariales; licitaciones.
  • Testamentos y fideicomisos.
  • Informes médicos.
  • Sentencias y decisiones judiciales.
  • Pólizas de seguro e informes periciales…
  • Libros en los cuales la dificultad reside en transmitir la intención además de las literalidad.
  • Sumarios judiciales, en donde se consideran de valor igual al original, la versión traducida. Para estos casos, se ha de realizar en papel dado que el traductor-intérprete jurado ha de estampar su sello.

modelo de sello de un traductor jurado

En estas traducciones juradas, certificaciones oficiales, deben tener el siguiente contenido: Nombre, la leyenda “intérprete jurado de ….” o “traductor-intérprete jurado de …” seguido del idioma para el que se obtuvo el nombramiento, dirección, teléfono y, en su caso, fax.”

Además, el sello ha de incluir concretamente lo siguiente: “Don/Doña (nombre y apellidos), intérprete Jurado de (Idioma), certifica que la que antecede es traducción fiel y completa al (lengua de destino) de un documento redactado en (lengua de origen). En (lugar), a (fecha).”

No obstante, cuando un traductor realiza una traducción suele ser revisado su trabajo por un segundo traductor a fin de minimizar la posibilidad de algún tipo de imprecisión en la traducción.

Funciones de un traductor e intérprete

Son clientes habituales de los traductores jurados, los despachos de abogados para poder utilizar documentación escrita en otro idioma.

También trabajan para cualquier tipo de organización internacional gubernamental o no gubernamental.

La traducción la realizará siempre un traductor nativo especializado en la temática para la que se le realiza el encargo, y si precisase ser traducción certificada, la realizada y firmada por un traductor e intérprete jurado.

Cómo legalizar la traducción jurada

Fundamentalmente podemos distinguir dos formas de hacerlo:

1.- Presentar la traducción jurada y el documento original legalizado en el Ministerio de Asuntos Exteriores en Madrid, para que legalicen la firma del traductor jurado.

2.- Vía notarial, donde se legalizará la firma, debiéndose añadir la apostilla de La Haya si el documento va destinado a un país parte del Convenio de La Haya.

Precio en la contratación de un traductor jurado

Para presupuestar una pericial hay multitud de elementos que hacen que el esfuerzo y responsabilidad del traductor sea mayor o menor, y con él, la cuantía del presupuesto.

1.- Volumen de las actuaciones. Por ejemplo, si se trata de una traducción de textos, un factor para determinar precio será el número total de palabras.

2.- Complejidad del informe. En ocasiones, la pericial que se le solicita al perito es bastante básica en términos de dificultad o exigencia. Más compleja es la traducción de un libro literario, o por ejemplo un documento jurídico donde se ha de tener un especial conocimiento de la terminología legal de ambos países.

3.- Desplazamientos. Normalmente el perito no precisa de realizar desplazamientos ni facturar por dietas en tanto que los documentos se le pueden hacer llegar por e-mail.

4.- Celeridad. Aunque es una labor cotidiana para los peritos traductores el lidiar con plazos de entrega de sus periciales de traducción, puede encarecer el trabajo si al traductor se le impone un plazo breve en el que realizar su cometido.

En Grupo Peritum entregamos un presupuesto cerrado en cuanto nos comente y encargue su caso. Así evitará sorpresas al finalizar el trabajo.

Idiomas sobre los que damos soporte.

En Grupo Peritum le ofrecemos el servicio de traducción jurada entre el español y los siguientes idiomas: alemán, árabe, checo, chino, coreano, croata, danés, eslovaco, finés, francés, griego, húngaro, inglés, italiano, japonés, neerlandés, noruego, persa, polaco, portugués europeo y portugués brasileño, rumano, ruso, serbio, sueco, etc.

Mapa de mundo con los idiomas que traducimos

Algunos de estos idiomas sólo son prestados por nuestras sedes de Sevilla, Madrid y Barcelona.

Quizás puedan interesarle estos otros especialistas con los que contamos en nuestra firma:

Algunas de nuestras sedes en España

Traductor jurado en varios idiomas