Saltar al contenido

Perito Oftalmólogo

perito oftalmologo

Un perito oftalmologo es un profesional licenciado en medicina que además ha estudiado aproximadamente otros 4 años de oftalmología, y por tanto experto en estudio de diagnósticos, tratamientos y prevención de enfermedades de todo el sistema ocular.

El perito oftalmólogo por tanto, derrama su conocimiento sobre un documento que se conoce como informe pericial, y con el que pretende hacer comprensible al juez las cuestiones médicas de un caso relativo al sistema ocular.

Los peritos oftalmólogos pueden intervenir en todo tipo de jurisdicción y áreas del derecho penal y civil.

Así, los asuntos judiciales más frecuentes que encontramos son los relativos a mala praxis en la cirugía ocular.

Cómo han de actuar los peritos oftalmólogos para que su trabajo sea válido ante un juez

Deben cumplir todos estos requisitos:

Objetividad.  Obviamente no en cuanto a las partes de su ciencia que por la propia naturaleza de la ciencia médica sean subjetivas, pero sí que han de basarse sus opiniones en fundamentos, pruebas y argumentos objetivos y científicos.

Orden. A fin de hacer entendible el trabajo del perito, ya de por sí a veces difícil de entender en el fondo de lo que se trata; en las formas, se exige que su trabajo se presente con los siguientes apartados:

  • Introducción de quién le contrata y los antecedentes fácticos.
  • Objetivos del peritaje médico que le ha sido encargado.
  • Análisis y pruebas realizadas.
  • Considerandos.
  • Conclusiones.

Precisión. No es correcto utilizar palabras o expresiones ambiguas que queden a la interpretación de las partes y del juez sino que se ha de expresar en términos concretos y determinados.

Claridad. La exposición de su trabajo, tanto en su forma escrita, como oral en el acto del juicio ha de seguir una estructura lógica, y estar expresada en un lenguaje aunque fuere técnico, pero claro y entendible por un público no técnico en la materia.

Imparcialidad. Los peritos oftalmológicos, aunque fueren peritos privados o peritos de parte, tienen obligación de decir verdad, y revelar tanto lo que favorezca como lo que perjudique a los intereses de la persona que le paga.

perito oftalmólogo pasando revisión

Los peritos oftalmólogos que trabajan con Grupo Peritum, realizan distintos cometidos que se podrían enumerar de la siguiente forma:

1.- Asesorar al abogado y al cliente

Antes de interponer ningún tipo de demanda o denuncia, es importante que el cliente y su abogado presenten el caso al perito oftalmólogo a fin de que éste les pueda asesorar sobre la viabilidad o dificultades que pueden encontrar para ganar el proceso.

En ocasiones, lo que para un ciudadano o un abogado parece una negligencia médica, para un perito oftalmólogos podría no serlo, y si el perito explica convenientemente a aquellos los motivos por los que no existe negligencia profesional se habrá evitado interponer una acción judicial que estaba abocada al fracaso.

Y al contrario, lo que para una persona sin conocimientos de medicina podría no suponer una negligencia médica, para un perito oftalmologo podría serlo.

Es por ello que ante la duda hay que consultar siempre a un perito especialista en oftalmología.

2. Confeccionar periciales médicas relativas a negligencia profesional

Como acabamos de explicar, cuando un particular contrata a un abogado para que le reclame una indemnización por negligencia profesional, lo primero que tiene que hacer el abogado es consultar con un perito oftalmólogo que estudie el caso, y emita un informe de viabilidad a la vista de la documentación del caso y exploración del cliente.

El abogado especialista en neglitencias médicas y su perito experto en oftalmología sabrán que es indispensable para tener derecho a una indemnización que concurran estos 3 requisitos:

  1. Que se haya producido un daño real.
  2. Actuación del profesional al margen de la lex artis.
  3. Relación causa efecto entre la actuación y el daño.

Las negligencias médicas mas frecuentes vienen asociadas a:

  • Diagnóstico tardío o erróneo.
  • Daño en la ejecución del tratamiento reparador quirúrgico.
  • Incumplimiento de los requisitos jurisprudenciales relativos al consentimiento informado.
  • Errores relativos a lex artis en relación al material y técnica seleccionada.
  • Daños en el tratamiento farmacológico.

3. Contradecir peritajes de la otra parte

Como consecuencia del principio general del derecho denominado “principio de contradicción”, cualquiera de las partes en un procedimiento judicial puede presentar una pericial destinada a contradecir la pericial presentada de contrario. Es por ello que si la parte contraria presenta como prueba pericial a un perito oftalmólogo, usted podrá presentar otra pericial que contradiga la presentada de contrario.

4. Intervención en el juicio oral

El perito oftalmologo que ha emitido un informe pericial durante un procedimiento, habrá de presentarse también el día del juicio a fin de defender el contenido de su informe de manera ahora oral, frente a las preguntas de la parte contraria, o incluso interviniendo a la vez junto con otro perito que sobre la misma materia haya realizado una pericial obteniendo resultados distintos.

  • Miopía e Hipermetropía.
  • Astigmatismo.
  • Conjuntivitis.
  • Catarata.
  • Glaucoma (primario, congénito, secundario, tensional, cerrados, etc…).

Los honorarios de un perito que va a realizar una pericial de oftalmología dependen de las características del mismo.

Ciertamente hay libertad para los peritos a la hora de presupuestar un encargo. Es por ello que es fundamental que se establezcan por escrito, de antemano, y a presupuesto cerrado, las condiciones económicas de la contratación. En Grupo Peritum, le haremos un presupuesto cerrado que se firmará al momento de la contratación, para que usted no tenga sorpresas desagradables.

El presupuesto que el perito le haga dependerá de factores como:

  • Dificultad del encargo: en ocasiones el perito tiene que estudiar una documentación muy concreta, y en otras ocasiones tiene que estudiar cientos o miles de folios de documentación.
  • Celeridad o tiempo en que se le pide al perito tenga terminado su trabajo.
  • Cuantía económica en juego. Obviamente cuanto mayor es el valor que hay en juego (por ejemplo la indemnización), mayor es la responsabilidad que asume el perito.
  • Reuniones y desplazamientos.

En el Grupo Peritum también contamos con los siguientes especialistas: